Wander
Quilotoa

A unos 3.800 metros sobre el nivel del mar, esta arcaica ruta que va desde la carretera Panamericana hasta el interior profundo de la provincia de Cotopaxi comprende comunidades y mercados indígenas, un impresionante lago turquesa de 3 km de ancho y un hermoso paisaje volcánico a lo largo de una caminata inspiradora. Es una experiencia tranquila acompañada por el viento que te anima a conectarte con la naturaleza en medio de paisajes espectaculares.

Qué hacer en el Quilotoa

  • Camina el circuito del Quilotoa durante tres o cuatro días, hospedándote en hostales locales o acampando.
  • Pasea por el borde del lago en un recorrido de aproximadamente seis horas.
  • Desciende hasta la orilla del lago para hacer kayak y armar tu campamento.
  • Invierte en el hermoso arte andino tradicional de la comunidad de pintora de Tigua.
  • Mira el lago desde un mirador impresionante en la comunidad Shalalá.

Comida y bebida

Sopas contundentes, maíz con queso y habas a la parrilla es lo que se acostumbra comer en estas tierras frías. Incluso puedes encontrar un conejillo de indias (cuy) o dos. Los menos aventureros pueden probar los llapingachos, las tortillas de papa más famosas de la región y la fritada de cerdo.

Top tip

El Quilotoa es ventoso – muy ventoso. Así que trae una chaqueta o abrigo adecuado y si tienes el pelo largo, algo para sujetarlo. La tranquilidad emana desde la comunidad de Shalalá, un lugar encantador a orillas del lago a una caminata de 20 minutos, ideal para una excursión por la mañana o el día si no deseas caminar todo el circuito.

No encontrarás recepción ni señal de teléfono móvil y la conexión Wi-Fi es poco frecuente. Asegúrate de tener hacer todas las llamadas y mandar todos los mensajes necesarios antes de tu visita.

0