6 planes increíbles para hacer en Cuenca

Cuenca es una hermosa y tranquila ciudad colonial al sur de los Andes ecuatorianos. Nos encanta por su sofisticada escena artística, así como por su rica historia y sus deliciosos puestos de comida.

Te recomendamos pasar al menos 2 días completos aquí para poder ver esta hermosa ciudad al máximo, incluidas algunas excursiones de un día como las ruinas de Ingapirca.

Aquí hay algunas ideas divertidas de qué hacer en Cuenca:

  1.     Paséate por el centro histórico

Las civilizaciones precolombinas, los incas y los colonizadores españoles se encuentran entre varias de las poblaciones que han habitado Cuenca. Cada una ha dejado su huella, convirtiendo a Cuenca en un patrimonio mundial de la UNESCO. Una de las mejores maneras de navegar a través de esta riqueza cultural es dar un paseo por algunos de los puntos mas icónicos en el centro histórico. Encontrarás una iglesia y museos en cada esquina, como el Museo de culturas aborígenes o el Museo Pumapungo. Nuestra actividad favorita es encontrar un pequeño café donde podemos ver cómo la ciudad se despierta lentamente y se pone en movimiento.

  1.     Visita los mercados

Los mercados son el corazón de Cuenca, donde se unen vendedores, agricultores y locales. Los coloridos mercados de alimentos merecen una visita solo para ver la gran variedad de frutas y verduras que hay. Prueba uno de los jugos locos en las gradas, como “hazme volver a la vida” que, a pesar de tener un sabor increíble, tiene huevo crudo y aguacate. Los hermosos mercados de artesanías exhiben bufandas tejidas a mano, sombreros de paja toquilla y cerámicas pintadas a mano. Uno de los ceramistas más famosos, Eduardo Vega, tiene un taller que puedes visitar y ver cómo se fabrican las piezas.

  1.     Ingapirca

Las ruinas incas más grandes del Ecuador se encuentran justo al norte de Cuenca. Definitivamente vale la pena visitarlas, ya que la ubicación es tan espectacular como las mismas ruinas. La vista está formada por varios edificios, incluyendo un templo solar con las piedras talladas para alinearse perfectamente con la trayectoria del sol. También hay un museo que puedes visitar que explica la historia de las ruinas y su uso. Se puede acceder a las ruinas en autobús, pero también se puede reservar una excursión de un día con un operador en Cuenca.

4.    Cajas

El Parque Nacional Cajas es una de las áreas naturales más impresionantes de Ecuador. Ubicado a grandes altura, Cajas es el mejor lugar para observar paisajes de páramo, lagos y lagunas encaramados entre las escarpadas paredes rocosas. También es hogar de algunos de los animales únicos del páramo, como los cóndores o el Colibrí del Chimborazo, un colibrí que entra en hibernación todas las noches para sobrevivir en el frío. Si llegas temprano, un día es suficiente para hacer una buena caminata a tiempo para regresar a Cuenca en la noche. También puedes acampar, pero necesitarás un equipo decente, ya que hace mucho frío en las noches.

  1.     Relájate en las aguas termales

Las aguas termales en un pueblo cercano llamado Baños (no, no ese Baños) a unos 20 minutos de Cuenca, son una excelente manera de tomar un día libre y relajarte. Por $ 10 puedes pasar el día en un spa, con piscinas y termas de agua caliente.

  1.     Salir de fiesta

Cuenca tiene una escena muy artística, por lo que puedes encontrar muchos bares con música en vivo, cervecerías e incluso un par de lugares de jazz. Si este no es mucho tu estilo, hay muchos karaokes y pequeñas discoteca tocando reggaeton o salsa. Visita la Zona Roja o la Calle Larga para conocer las áreas más animadas de los fines de semana.

 

Dejar un comentario

0